viernes, 31 de mayo de 2013

0 A Visual Introduction to Localization

viernes, 30 de septiembre de 2011

0 Software libre y traducción

¿Es posible crear un entorno de traducción profesional basado exclusivamente en software libre? ¿Podría significar una ventaja competitiva respecto a otros traductores que usan software propietario y tienen que pagar licencias, muchas veces abusivas, por herramientas de creación y gestión de documentación multilingüe?

En el Primer Congreso Nacional de Software Libre en el Trabajo Autónomo celebrado el pasado mes de marzo, Cenatic —Centro Nacional de Referencia de Aplicación de las TIC basadas en fuentes abiertas— presentó el documento 10 razones para que los autónomos usen software libre . El decálogo muestra que usar software libre es sinónimo de competitividad, eficiencia tecnológica, calidad, soporte local y fácil acceso 100% legal. 

El software libre solo tiene ventajas para un traductor profesional. Te ofrece todas las herramientas traductológicas necesarias relacionadas con la traducción asistida y la creación y gestión de bases de datos terminológicos. Dispones de un tecnología innovadora y de vanguardia gracias al acceso libre a las últimas versiones y actualizaciones.  No tienes que pagar licencias y es un software legal. Usa estándares abiertos, lo que significa que se pueden combinar las herramientas y colaborar con agencias y traductores que utilicen otros programas y herramientas de traducción.

Al contrario de lo que muchas veces se piensa, «software libre» no necesariamente quiere decir «software gratis», sino que se refiere a la libertad que tienen los usuarios de poder ejecutar, copiar, distribuir, estudiar, modificar y distribuirlo modificado.



Wordle: software_libre

¿Qué aplicaciones debe incluir este entorno de producción diseñado para un traductor profesional? Antoni Oliver, director académico del Posgrado de Traducción y Tecnologías de la UOC, propone una serie de herramientas para crear un entorno de trabajo profesional:

  • Herramienta TAO: OmegaT permite gestionar documentos en diferentes formatos, administra memorias de traducción TMX, es compatible con glosarios terminológicos en .tab y .txt, permite implementar diccionarios (StarDict), y puede conectarse con sistemas de traducción automática (Google Translate). Es una herramienta bastante madura, muy bien documentada y con una amplia comunidad de desarrolladores y usuarios.
  • Múltiples aplicaciones: Okapi tools es un conjunto de herramientas avanzadas que combinan perfectamente con OmegaT. Lo componen Tikal (línea de comandos) Rainbow (interfaz gráfico), Ratel (SRX) editor de reglas de segmentación, CheckMate, y filtros adicionales para OmegaT. Tikal y Rainbow dispone de una serie de funcionalidades muy útiles, como creación de proyectos de localización en formato XLIFF, consulta de MT locales, MT remotas y sistemas de traducción remotos, conversión de formatos, y configuración de pipelines, lo que posibilita la creación de filtros en función de un % de coincidencia aplicables a MT muy extensas, facilitando así la selección de aquellas cadenas que sean pertinentes para un proyecto determinado.
  • Extracción automática de terminología: stem-LES permite crear glosarios para proyectos específicos a partir de memorias de traducción muy extensas. Por ejemplo, supongamos que tenemos una MT de más de 100.000 cadenas, pero no necesitamos tantos datos, sino solo un pequeño glosario para un proyecto concreto. Lo que hace esta herramienta es buscar las unidades terminológicas más relevantes en la MT (en función de su recurrencia o de otros criterios que establezcamos) y generar automáticamente un glosario con ellas.
  • Alineación automática de documentos: Hunaligh funciona solo por línea de comandos y es capaz de alinear documentos de manera totalmente automática. Para los que se llevan mal con las líneas de comandos como yo, hay un asistente que facilita su uso, LF Aligner.
  • Consulta automática a diccionarios: GoldenDict es un programa de consulta de diccionarios personalizable y compatible con múltiples formatos de archivos de diccionarios: Collins Cobuild, Wikipedia, Babylon, ...
  • Algunos recursos terminológicos: Termcat

En cualquier caso, conviene señalar que las tecnologías ayudan al traductor a trabajar mejor y más rápido, a ser más productivo, pero no hacen a un traductor mejor y, ningún caso, lo sustituyen. Un traductor automático nunca será mejor que un traductor humano. ¡Felicidades a todos los equilibristas de la lengua!

viernes, 23 de septiembre de 2011

0 The evolution of video game controllers

Browse more infographics.

miércoles, 10 de agosto de 2011

0 Videojuegos: la literatura multimedia

Existe una clara vinculación entre los videojuegos y la narrativa digital o narrativa hipertextual, en tanto en cuanto que es el lector/internauta/jugador el que va construyendo y creando la historia al navegar por el texto multimedia.

Recordemos ejemplos de esta incipiente narrativa interactiva en los años 90, en piezas como la novela de Geoff Ryman 253, que ahora, comparadas con —un título de un videojuego al azar— la “película interactiva” Heavy Rain, parecen sumergidas en la prehistoria digital. Si retrocedemos aún más en el tiempo encontramos referencias formales con obras analógicas tales como Tristam Shandy, Rayuela, Las palmeras salvajes o El jardín de los senderos que se bifurcan, entre otras.



La transformación del relato en un hipertexto, en un juego interactivo entre el escritor y el lector, enlazado en múltiples vínculos, en un laberinto en el que el jugador va abriendo caminos de forma no lineal, sin principio ni fin, tomando decisiones, haciendo del juego una experiencia individual y única, son rasgos que definen a estas novelas analógicas y a aquellas experiencias digitales.

Soprepasaría con mucho los límites de este artículo profundizar en todos estos juegos formales, referencias y vínculos estilísticos, formales y narrativos, pero sí me gustaría destacar este paralelismo entre ambos géneros de narrativa: el relato interactivo y el videojuego. Y, desde luego, poner de relieve el acierto y la habilidad de los desarrolladores de videojuegos para explotar gran parte de las potencialidades y funcionalidades que ofrecen las nuevas tecnologías digitales, y el arte de contar y de hacer vivir una historia como nunca antes se había hecho.